«Cuando vayan mal las cosas como a veces suelen ir…, cuando ofrezca tu camino sólo cuestas que subir…, cuando tengas poco haber pero mucho que pagar…, y precises sonreír aún teniendo que llorar; cuando ya el dolor te agobie y no puedas ya sufrir…, descansar acaso debes ¡Pero nunca desistas!». (Rudyard Kipling)

Esta web utiliza cookies.    Ver Política de cookies
Privacidad