«El hombre tarda dos años en aprender a hablar. Y el resto de su vida para aprender a callar. Callando es como se aprende a oír; oyendo es como se aprende a hablar; y luego, hablando se aprende a callar». (Anónimo)

Esta web utiliza cookies.    Ver Política de cookies
Privacidad