¡Qué grima!

DEL HOY AL MAS ALLÁ

No deja de preocuparme el entorno social y económico en el que vivimos y eso que, por mi edad y al carecer de descendientes, mi preocupación es más limitada: Soy incapaz de ponerme en la piel de un ciudadano informado y formado (salvo que sea político o dependiente de empleo público), que tenga hijos y reflexione sobre el futuro hacia el que caminamos. Percibo en el entorno social una mirada cortoplacista, con ciertas dosis de fatalidad y pasiva actitud. Dirigimos nuestra vista al inmediato futuro descuidando una visión a mayor plazo: El que intentemos desconocer el entorno que se avecina no va a impedir que llegue.

Un reciente artículo del analista Ignacio Marco Gardoqui (El Correo 18 abril), bajo el titulo “El momento Zapatero bis»  sitúa en el 2023 la implantación de un conjunto de ajustes económicos de los de Dios nos pille confesados ….; y no quiero pensar en el Gobierno que tenga que aplicarlos sobre una vociferante  sociedad que sólo sabe reclamar derechos y (muy) pocas veces asumir obligaciones. Zapatero el cuentanubes, tuvo que tragar –Europa dixit– y Sánchez I de España está ensanchando su boca, aunque no lo veo capaz de hacerlo hasta el punto de poder digerir tanto como lo que viene. (El Koletas abandonó el barco para liderar la sociedad vociferante).

¿Pesimista?  Quizás, pero escrito queda: Ni se me pasa (mínimamente) por la cabeza el que tenga que rectificar.  Un consejo: agarrémonos los bolsillos.

PERLAS SOCIALES

Esta semana han sido varias las noticias que han atraído mi atención:

• IRENE MONTERO. Me dejó sin palabras. -No sé si lo es o ejerce como tal- Su peculiar prosapia gramatical me dejó anonadado, asombrado, estupefacto, en shock… (niñas, niños, niñes), (políticos, políticas, politiques) (tontas, tontos tontes)… Es que ya no hay espacio para más tontas, tontos, tontes… Y además introdujo en mi mente una duda: ¿Cómo se denominaría a los que hacen a varios palos? ¿niñeaos? ¿politicaoes? … En fin, ¡a qué nivel elevamos los votantes a estos estúpidos, estúpidas, estúpides!  Y encima, cómo cobran.

• SOCIEDAD POCO RESPONSABLE. Espero que se me entienda porque voy a parecer poco caritativo (aunque probablemente así sea):

– Observo en la Cola del hambre a una familia de 7 hijos, con edades en escala y muy seguida (diría que de 12 años hacia abajo). Hacen una entrevista a los padres y reconocen que siempre han tenido una economía precaria o inexistente. (¿Hasta qué punto no es reprochable a los progenitores una conducta irresponsable?).

– Observo en la vía pública con un peticionario de ayuda “NECESITO AYUDA    Niña de 3 años    5 años en paro” (¿Hasta qué punto no es reprochable que estando en paro sus padres incrementen familia?).

– Observo los anhelos de una sociedad que reclama a gritos derechos, incluido pisos para los jóvenes. Voy a ver si me explico, aunque -quizás- sólo me entiendan los que ya acumulan bastantes años. En mi niñez miles de familias aceptaban alojar, en alguna habitación de su vivienda, lo que se denominaban pupilos/huéspedes: su aportación económica ayudaba a la economía de la familia propietaria; y los alojados (pupilos), a cambio de un coste bastante razonable, tenían techo, cama y comida. Tenían que cuidar la habitación, ahorrar la luz, quizás compartir habitación, pero era una forma de costearse su independencia, muchas veces a partir de los 20 años o menos. Hoy se exige piso, subvenciones, y hasta que les paguen la mudanza. En fin, quizás avanzamos … el problema es a cuenta del esfuerzo de quién.

 – Hay ofertas de topo tipo para poblar pequeños municipios: Se trata de atraer a familias con hijos para abrir una escuela (y a veces un Bar) en poblaciones de 200 habitantes o menos. Edificio, mantenimiento, personal y profesorado para menos de 10 personas. ¿Es ésta la solución adecuada? Somos un País de ricos y ejercemos como tal.

– Las calles están pobladas de un conjunto de pedigüeños, ONGs, y colectivos afines. Piden y piden, y vuelven a pedir…. Hay un hecho que me llama la atención con el que quiero ilustrar este comentario: Cuando era niño, en los años 50, una de las recolectas que se hacían en las iglesias era la del Domund. Se apoyaba en folletos, carteles o similares con atractivas caras de negritos (con perdón). Han pasado 70 años y siguen igual… bueno, ahora han mejorado la cartelería. Y ante esta evidencia me surge una convicción y una duda: Alguien lo está haciendo mal, pero no puedo precisar si quien contribuye o quien recibe.

• (IN)JUSTICIAS POLITICAS/JUDICIALES. Decir que alucino es quedarse corto:

   – Detienen a una banda de atracadores sofisticados, muy especializados. La detención se produce a raíz de un importante robo en una casa de subastas con robo de joyas y de bienes alojados en caja fuerte que es abierta por lanza térmica.  Dicen que son excelentes profesionales… como para no serlo si cada uno acumulaba más de 200 detenciones!!!  Mientras, jueces y políticos, silbando: ¿Cómo pueden andar estos tipos por la calle con este número de detenciones?

   – Proyectan un vídeo donde tres jóvenes (jóvenas, jóvenos, jóvenes en versión Irene Montero), apalean salvajemente y sin compasión a otra jóvena, mientras alguien lo filma. Siempre pueden producirse delitos y agresiones, pero ¿con tanta reincidencia e impunidad). ¿Qué están haciendo los políticos con la educación?

   – Una timadora profesional, confesa y condenada, que se hacía pasar por familiar del Rey Juan Carlos, entre otras figuras, es ubicada en su propia casa dada su minusvalía. Ignoro que medidas la van a aplicar pero me temo lo peor. En todo caso, dado el tipo de estafas que ha realizado, en este caso me salta una duda respecto a quién debería ser condenada y reinsertada: No sabría elegir entre la delincuente confesa y sus ¿víctimas? …; visto lo visto, dado el coeficiente intelectual que han acreditado, quizás sería mejor proteger y rehabilitar a quienes se han dejado estafar. Qué tropa!!

Esta web utiliza cookies.    Ver Política de cookies
Privacidad