LA SECTARIA Y PARCIAL DICTADURA FILOFEMINISTA

1️⃣ El Género

Crecí y me eduqué en un modelo coloquial y gramatical en el que no se utilizaba el género diferenciado, y menos en los plurales.  De hecho, cuando hace algo más de dos décadas, se comenzó a utilizar la doble expresión de masculino y femenino, como medio de aplicar criterios de igualdad de género (omito el incluir en este análisis las estupideces de actuales voceras y voceros que intentan imponer una tercera expresión), es cuando comencé a sentirme mal: como me negaba a utilizar esa doble referencia, cuando -por motivos laborales- tenía que transigir y utilizarloera cuando realmente sentía que estaba discriminando a las mujeres. Siempre, desde la absoluta naturalidad, en mi forma de expresarme jamás interpretaba que existía un menosprecio al utilizar formas genéricas.   Y todavía ahora me comporto de igual forma: mis excusas a quien se sienta perjudicada (perjudicade), pero cuando digo esos niños, incluyo niñas; cuando digo vecinos, incluyo vecinas; cuando digo políticos (tontos, vagos, ineptos, privilegiados…), incluyo a las políticas. Espero haberme explicado.

2️⃣ La Violencia (sin adjetivos)

Mi respeto a las personas realmente afectadas, pero ya vale el uso que se está haciendo de estos hechos, a nivel político, en chiringuitos subvencionados y en demasiados medios de comunicación:

• Política y Políticos.- De los actuales prefiero no hablar: carezco de espacio para comentar el nivel de todo lo que tenemos. Conste que nos lo hemos ganado a pulso, pero voy a centrar mi reflexión con criterio comparativo al presente y pasado. Hay  demasiados interesados e intereses alrededor de este tema, tantos,  que (me atrevería a afirmar) que va a durar -por lo menos- hasta unos 30 años con posterioridad a mi fallecimiento:

   – Señalaré que, aunque ministras, ministros, ministres y adláteres intentan vincular este tema a nuestro País, Estado, Nación, Comunidad o lo que quede, este es un grave problema social internacional: He tomado la precaución de navegar por internet para conocer la situación en Alemania, Reino Unido, Francia, …. Y nada que envidiar.  He llegado a la conclusión de que esto es una cuestión de valores, de formación y educación que no la van a resolver unos dirigentes inútiles, incompetentes y demagogos.

   –  Recuerdo perfectamente la imagen de María Teresa Fernández de la Vega (vicepresidente del Gobierno socialista en 2008), cuando anunciaba a propios y extraños que su Gobierno había adoptado (como complemento a la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género), un conjunto de medidas que acabarían con la violencia hacia las mujeres: recuerdo su comparecencia y el triunfal y eufórico discurso en el que nos anunciaba que el tema de la violencia contra las mujeres comenzaba una ruta de solución.

Leer los párrafos Tercero, Sexto, Séptimo y Octavo de este Comunicado, y leerlos pensando en que fueron redactados en Noviembre del 2008, al tiempo que reflexionamos sobre la situación actual, nos puede llevar a varias conclusiones: La ineptitud de los políticos gobernantes…. A los fondos que se han perdido o mal usado en el camino… a la cantidad de objetivos fijados y no realizados; en fin, lo dicho, no desesperemos: con los valores que estamos inculcando en la educación (y el buenismo de cada día hacia ciertas violencias), los políticos tienen repertorio para nuevas promesas  electorales y renovadas subvenciones para varias décadas.

• Chiringuitos subvencionados.- No pierdo un minuto en valorar sus mensajes interesados: a riesgo de confundirme, son los que menos interés tienen en que este problema se resuelva.

Medios de comunicación.- De  punto y aparte: un padre asesina a dos hijas y la noticia acumula folios, horas y tertulias. Al mismo tiempo una madre asesina a una hija y ¿sería inexacto decir que la noticia genera un tratamiento 1000  veces inferior? Admito pruebas en sentido contrario.

3️⃣ Mi posición

No la voy a reproducir: está publicado doblemente en este Blog (Delincuencia con pedigríCrónica de sucesos)  La violencia es violencia, provenga y se ejerza por/a padres, madres, niños, abuelos, familia, extraños, países, religiones, culturas, okupas…; La violencia -toda violencia- debe ser castigada sin necesidad de intervención de ideólogos anclados en chiringuitos o grupos políticos: Leyes.  Y debe ser prevenida con formación y educación donde se enseñe que el fuerte no debe actuar violentamente sobre el débil; y si no lo entiende aplíquese la Ley. Ciertamente existen diferentes violencias: no es lo mismo (noticia de hoy) que un anciano de 84 años mate –por celos– a martillazos a su esposa de 81 años, que una pandilla de descerebrados (as-es) salgan a la caza del pijo(a-e) por puro deporte y que una vez localizado(a-e) lo pateen a conciencia… sin motivo…sin más ….indiferentes a las consecuencias (¿quizás porque no las hay? En ambos casos, sólo a modo de ejemplo, se evidencia que hay conductas violentas que deben tener diferentes respuestas, pero en un común marco legal.

En este debate sobran demasiadas voces subvencionadas, sectarias y discriminatorias: el sexo no es el factor … la cultura no es un atenuante… la etnia no es una eximente…En el género humano hay demasiados fuertes que abusan de los más débiles (que ellos) . TODAS LAS VIOLENCIAS DEBEN SER PERSEGUIDAS.

Esta web utiliza cookies.    Ver Política de cookies
Privacidad