Malditos sean … mil veces!!!!

Puede que como ciudadanos tengamos muchos defectos…. probablemente demasiados;     pero (en mi opinión) estamos lejos de merecernos estos gobernantes,  y parlamentarios que lo sostienen y consienten.

1️⃣ Fueron incapaces (y muy mentirosos) en el inicio de la pandemia, y más, si cabe, en gestionar las consecuencias:

      * En el confinamiento

      * En la gestión de los Ertes

      * En la nula o muy escasa ayuda por los Ceses

      * En la coherencia de las actuaciones

(Empeño mi palabra y experiencia en que, el sufrimiento innecesario generado en la gestión de la crisis, es imperdonable…. Y también lo es la miseria y falta de empatía en las compensaciones ofrecidas: ¡Malditos sean mil veces!.)

2️⃣ Carezco de adjetivos para opinar sobre lo acontecido con las vacunas. No necesito extenderme en argumentos para censurar la gestión de las mismas pues son de dominio público: Ineptitud, desorganización, desaprovechamiento de dosis por jeringas inadecuadas, contradicciones permanentes…, pero ¿cómo pueden ser tan incapaces?  ¡Malditos sean mil veces!.

3️⃣  Burla sería la expresión  para definir el tema de las Ayudas ofrecidas:

       * Por su escasez en la dotación

       * Por su compleja y tortuosa tramitación

       * Por la insensibilidad que nuestros gobernantes (estatales, autonómicos y municipales) han mostrado hacia los afectados.

¡Malditos sean mil veces!

4️⃣  Lo sucedido con los Ertes necesitaría un tratamiento específico en un espacio del que carezco. Diré simplemente que, cualquier gestor que haya actuado en este escenario puede ser testigo del sufrimiento y desesperación en la tramitación:   Bilbao que Madrid…. Madrid que Bilbao … Y la administración desaparecida o inoperante….; y gestores, empresas y trabajadores impotentes ante esos ineptos o incapaces.   Tantos Ministerios… tantos Asesores… tanto Personal de Confianza… para estos resultados.  ¡Malditos sean mil veces!.

5️⃣  Con la Administración paralizada y/o desaparecida (“trabajo en casa????” … ¡Ay, qué risa!), las consultas, tramitación y ajustar las actuaciones de los afectados a las exigencias de la dictadura gubernamental,  ha sido -y es– un desafío permanente… una desesperación perfectamente evitable.   ¡Mil veces sean malditos!!!.

6️⃣  Y no quiero extenderme sobre lo que viene: Qué hemos hecho para merecer estos gestores?.

7️⃣  No quiero acabar sin referirme a una decisión que acaban de tomar en el gobierno estatal: Antes, ante los Okupas, estaban quietos o impasibles; ahora, la banda de pinotxo, koletas y teleñekos, acaban de modificar la ley para impedir un poco mas los desahucios.

Y las estadísticas parecen indicar que el Ministro de Sanidad (Sr Illa) cuenta con el apoyo de los votantes en las elecciones catalanas.  Jesús!!!

Se me han acabado las maldiciones!!!!!

Esta web utiliza cookies.    Ver Política de cookies
Privacidad