Seguridad Social: ¿hasta dónde es cierta su situación?

Tengo una teoría, hoy por hoy es una presunción, de que la seguridad social está en quiebra. Intento razonarlo: si se aplicaran a esta entidad los criterios de prudencia contable que se utilizan en las empresas, creo que su situación sería mucho más grave de la que habitualmente se filtra.

Tengo el convencimiento de que, en esta entidad, existen miles de millones de euros en deudas de cotizaciones no ingresadas, y que nunca se van a materializar. Expresado de forma contable, lo que afirmo (sin pruebas pero con evidentes percepciones), es que los miles de aplazamientos de cuotas que se están solicitando, en muchísimos casos, van a resultar fallidos; y, por lo tanto, la situación de déficit de la entidad probablemente está siendo mucho más elevada de la que se está reconociendo.

Para lavar la cara, el Gobierno actual pretende separar de la cuenta de la seguridad social el pago de ciertas prestaciones y disminuir de esta forma la necesidad de Tesorería. Pero no nos engañemos: lo que no salga del bolsillo derecho, saldrá del bolsillo izquierdo, y ambos pertenecen a la misma chaqueta: la comunidad que formamos todos los que integramos el estado.

Esta web utiliza cookies.    Ver Política de cookies
Privacidad