Violencia y Feminismo: Afganistán

Maldito/a/e/s sean los/las/les ideólogos que han conducido -lo que algunos entienden por feminismo- a un punto en el que es imposible aceptarlo o defenderlo.

Estaba a punto de salir de casa para realizar mi habitual paseo urbano. Serían las 19.30 h. y recibo un whatsapp con un vídeo que a lo largo de 51 segundos muestra una escena que no puedo calificar:

“En un sucio descampado y bajo un cielo nuboso, 10 hombres están arrodillados y maniatados. Detrás, otros 10 seres de especie animal indeterminada (menos humana), armados con sus pistolas y metralletas: uno a uno van disparando a la cabeza del ser humano que le ha correspondidouno a  uno y por su orden … van cayendo como piezas de dominó generando charcos de sangre; rematan la faena con lo que podríamos denominar una mascletá sobre los cadáveres y hacia el cielo, probablemente en homenaje a Alá el Misericordioso (es lo que da a entender la grabación). La escena es presenciada por unas decenas de malnacidos que no han evolucionado desde la edad media y que -quizás por falta de aspirantes a ser ejecutados- no pueden participar en la fiesta”.

¡Y hay personas que se oponen a la pena de muerte para estas conductas!  Alguien podría argumentar que los animales de este vídeo pueden ser talibanes o no; pero,  sean primos, padres, hermanos y demás parientes de los mismos, la conclusión será la misma.

🎬 Pincha aquí para ver una versión corta del duro vídeo.

Pero a lo que iba: a los tres minutos de visionar el vídeo llego -en mi paseo- a las cercanías de la Plaza Moyua. Oigo gritos o consignas. Son unas decenas de personas. Veo unas banderas de Afganistán. Llego a su altura y ahora oigo y escucho el mensaje que vociferan:

Mujeres …  afganas,

Sois…  nuestras hermanas

A poco más de una manzana observo a una mujer con vestimenta musulmana hasta las cejas (a la que nadie defiende o protege),  al tiempo que acude a mi mente el vídeo que acabo de ver (de hombres),  y sólo tengo un sentimiento hacia ese grupo de personas, que este eslogan corean: jamás serán mis hermanos.

Esta web utiliza cookies.    Ver Política de cookies
Privacidad