11.000 millones: ¿De Euros o de mentiras?

No sé explicar muy bien lo que sentí cuando el presidente anunció la concesión de ayudas directas al sector #Hostelería por valor de 11000 millones euros:

• Lo primero que me vino a la mente es el famoso refrán “del dicho al hecho … “. Y en ese entorno me muevo.

• Lo siento por los simpatizantes del gobierno (¿?) actual pero yo, el juego del trile, lo tengo detectado y superado.

• Estos preanuncios de anuncios que se van a anunciar, y que se reanuncian una y otra vez (siempre carentes de concreciones), me producen una gran indignación (ante el permanente engaño al ciudadano que cree y acepta este tipo de mensajes o actuaciones).

Las ayudas directas no se anuncian: se otorgan.  Y poniéndome en la piel de la persona o familia que ha llegado hasta aquí, tras un año de terror social y económico, me duele hasta el rencor que un gobierno lance estos mensajes (¿de esperanza?) sin contenido real, o sin que el afectado pueda conocer si tiene algún motivo para contener la respiración un poco más.

Una ayuda directa es eso, directa: No es aplazar un pago, o una hipoteca, o un impuesto …; una ayuda directa no es un préstamo en condiciones ventajosas. Una ayuda directa es la compensación en efectivo proporcional al daño que se ha causado, en justa correspondencia con lo que cada uno aporta al sostenimiento del estado al que pertenece.  ¿Es a esto a lo que el presidente se refiere cuando anuncia que  –Dios sabe cuándo- va a distribuir 11.000 millones de euros en ayudas directas? Lo reconozco: Soy escéptico, muy escéptico… para que se me entienda (en términos pelotazales): 1000 a 1.

Esta web utiliza cookies.    Ver Política de cookies
Privacidad