Autónomos: Tonterías de primavera

Estos días estoy escuchando manifestaciones (o visionando programas televisivos) basados en las posibles modificaciones de las cotizaciones que corresponden a los Trabajadores Autónomos. Es complejo ser un gran experto en este tema, pero sí puedo afirmar que acumulo la experiencia de haber tratado con este colectivo durante algo más de 30 años; y desde esta perspectiva expongo una opinión (destinada a los afectados):

Ni caso, lo expuesto es improbable y, además, imposible

Lo expuesto en prensa nace de un mensaje institucional que a su vez puede estar vinculado al Pacto de Toledo; siendo esto así, simplificar un problema tan complejo, lleva a que la sociedad abra un debate para el que carece de conocimientos.  Mi punto de vista:

• Ciertamente el Régimen de los Trabajadores Autónomos debe ser adaptado. En concreto:

Estableciendo que a igual cotización (que los asalariados) deben tener los mismos derechos.

Mentalizando/Informando/formando al trabajador autónomo de que su cotización es la base de la pensión futura.

Y, a partir de esto, hasta puede estar bien la libre elección de base de cotización, y no las imposiciones.

• Los medios de comunicación deberían aprender a hablar/escribir con propiedad: Sólo he oído/visionado una exposición correcta. Me refiero a distinguir el concepto de Ventas/Ingresos del de Rendimientos:

Cuando referencian una cotización de 90 euros/mes para unos Ingresos Anuales Netos de menos de 3000 euros, se debe entender que esa cuantía de Ingresos es la que queda después de haber deducido (del beneficio o rendimiento), el coste de las cotizaciones al Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos.

Dicho lo anterior, cabe preguntarse si una persona que obtiene rendimientos anuales inferiores a 12000 euros, debería tener que soportar los costes de las cuotas por ser autónomo. Tengo mis dudas.

Esa opinión entra en contradicción con el objetivo de obtener una pensión de jubilación. Cierto. Pero lo de ahora es peor: Cientos de miles de personas reciben prestaciones sin haber cotizado que, incluso, pueden ser superiores a lo que reciben -como Pensión- los autónomos jubilados.

• En el fondo, siempre en mi opinión, el Gobierno está intentando forzar la recaudación de este colectivo sin tener en cuenta activos de este colectivo silencioso:

Aporta al sostenimiento del País: No vive de los fondos públicos.

En general lo hacen con jornadas laborales que duplican (o más) las del empleo público.

• Que si no cotizan los perjudicados son ellos, los autónomos, y no otros.

• Y para finalizar, un pequeño análisis de una supuesta situación económica de un autónomo. Supongamos un titular empresarial hostelero que tiene estas grandes cifras:

Ventas 180.000 €

Gastos por Materias primas consumidas 63.000 €

Otros gastos de explotación 47.000 €

Alquileres 20.000 €

– De los datos expuestos se obtienen unos rendimientos (antes de Impuestos y Cotizaciones) de 50.000 euros. Atención en el negocio trabajan dos personas (cónyuges), a veces con ayuda de un hijo, 6 días a la semana y 15 días de vacaciones.

Este contribuyente cerraría su ejercicio económico de la siguiente forma:

A los rendimientos anteriores habría que deducir los costes de dos autónomos (cotización mínima: 6.000 €). Y tras esto habría que deducir los costes del IRPF (unos 10.000 €). En definitiva, esta familia aporta al estado 16.000 € (al margen de otros impuestos), su rentabilidad líquida sería de 34.000 €  (para retribuir el esfuerzo de dos personas con jornadas de 12 o 13 horas, sin apenas descansos y conscientes que las bajas laborales por enfermedad deben ser superadas trabajando).

Espero que ante esta perspectiva se entienda el por qué siempre he defendido que muchos autónomos no tengan conciencia contributiva. ¿Qué otra opción tienen ante este panorama?

• ALTERNATIVA PREANUNCIADA POR EL GOBIERNO: El mismo caso anterior, exigiría cuotas de 800 €/mes  (9600 €/año).  Las consecuencias de aplicar esta (posible) disposición del ministro Escrivá, nos llevaría a este resultado: Rendimientos (50.000) – Cuotas Seg. Social Autónomos (9600 € + 3000 € del cónyuge) – Impuestos sobre la Renta (10.000€) = Beneficios líquidos 27.400 € para la familia y 22.600 € para el Estado. Y esperan agradecimiento!!!!!!

Vuelvo al principio:  Que ningún afectado tome al pie de la letra lo que ahora publican los medios de comunicación o defienden los portavoces del Gobierno. Sin embargo, (los Autónomos) sí que deberían preocuparse de adquirir conciencia política y valorar su voto en función a las actuaciones de los grupos políticos: los que gobiernan y quienes les apoyan. Siempre he mantenido el criterio de que el Autónomo es el Sector más desfavorecido por los gobiernos sucesivos, y la culpa es del Autónomo, que no utiliza su voto e influencia en presionar a los partidos a los que vota.  El hecho real que mientras una mayoría trabaja, produce y cotiza, existe una minoría vociferante que consigue que empresas deficitarias consigan que (en situación de quiebra) se conviertan en “públicas”, o que colectivos variados reciban apoyos institucionales con los esfuerzos de otros.

Y, en todo caso, lo anunciado por el Gobierno tiene tantas carencias (y dificultades de aplicación), que debemos valorarlo con cautela: Habrá cambios, pero dudo que puedan ser los anunciados; esto no significa que desconozcamos o menospreciemos las aspiraciones institucionales. Cada autónomo debe tomar conciencia y hacer valer su apoyo político: varios millones de cotizantes deberían ser capaces de obtener un respeto y que no les mientan, ni vacilen.

Esta web utiliza cookies.    Ver Política de cookies
Privacidad