Costes & Tributación: Entre la crítica y la reprimenda

Creo que el titular se ajusta a la reflexión que quiero compartir con el lector:   Escucho diariamente lamentaciones, reivindicaciones, anhelos, inquietudes… sobre el futuro de las actividades que explotan los autónomos y, más concretamente, en las Pymes y Microempresas hosteleras; y frente a estas percepciones han sido muy pocas las experiencias que he vivido (de autónomos) que han aprovechado parcialmente la paralización de la actividad para analizar su situación de gestión laboral&fiscal, su tributación, y el nuevo escenario al que se van a enfrentar.  Ciertamente hay que tener mucho ánimo,  en medio de tanta calamidad, para dedicar una parte del tiempo a pensar en el futuro con una visión más amplia que la puramente comercial; pero, en la medida en que se supere la pandemia,  habrá que afrontar ese futuro y los titulares empresariales algo tendrán que cambiar en la gestión de sus negocios;   y ese análisis es lo que estoy echando en falta.

1️⃣ COTIZACIONES COMO AUTÓNOMO. – Sobre este tema ya ha existido información:  El afán recaudatorio del Gobierno se plasmará en intentar, por todos los medios, incrementar las cotizaciones sin equiparar los derechos con el asalariado;  ésta es la situación y de ella es responsable el Gobierno, los Partidos que lo sustentan, incluso los votantes de esos partidos…: Probablemente cualquier otro Gobierno se hubiera visto obligado a incrementar las cuotas sociales, pero es inaceptable que esto se  haga sin contemplar la equiparación de derechos. El caso es que habrá incremento de cuotas y el autónomo (en función a su edad) deberá empezar a pensar, con mentalidad de futuro, qué prestaciones va a obtener en el momento de su jubilación: la cuota cotizada tendrá relación directa con la prestación que obtiene y, mientras el autónomo piense en la cuota simplemente como gasto, es posible que descuide su seguridad futura. Siendo esto así, cabe rechazar el  elevar las cotizaciones (y que encima se venda como un beneficio para el autónomo): En estos momentos, el autónomo  puede elegir su base de cotización con libertad, sin que el Gobierno obligue a incrementar los costes de las cuotas/bases de cotización de quienes están en este régimen laboral.

 2️⃣ ASALARIADOS. – Intentar razonar en estos momentos sobre el entorno laboral es casi imposible,  pero la pandemia pasará… los ceses/ertes  serán historia… y el entorno laboral volverá a constituir uno de los principales problemas de las Pymes y Microempresas:  La vigilancia de jornadas laborales, las retribuciones salariales y sus costes inherentes, y el conjunto de derechos complementarios vinculados a las Relaciones Laborales, serán aspectos que requerirán de la empresa un mínimo de ventas por persona contratada (incluido los autónomos)…;   y siempre que esas ventas, a su vez, conserven un ratio de costes razonables en materias primas. Durante la pandemia ha existido mucho tiempo (por tener la actividad paralizada), para haber reflexionado sobre el modelo/empresa/tamaño que debe nacer tras esta época tan difícil;  y esa reflexión tampoco la he percibido en demasiadas ocasiones.

3️⃣ TRIBUTACIÓN. – Los Gobiernos van a intentar recaudar a escote lo que han perdido en la pandemia: Jamás se les oirá hablar del control  de sus costesde sus propios costes (el de su personal de confianza, de sus consejeros, ministerios y demás cargos…), o el de sus prebendas al abandonar el cargo; jamás expresarán una mínima voluntad – incluso aunque la incumplan – de disminuir los gastos de la Administración: Los Partidos Políticos han consensuado de facto un sistema impositivo que en la práctica se convierte en un saqueo a los rendimientos que los ciudadanos puedan obtener de su trabajo, inversiones, patrimonio… incluso herencias: La recaudación obtenida de ese apropiamiento del esfuerzo ajeno, les permite mantenerse en el poder, apoyándose en capas sociales que en ocasiones constituyen una auténtica red clientelar. Esta afirmación puede ser compartida o no, pero hay algo que en el inmediato futuro va a acreditarel incremento de la recaudación por el consumo, en los seguros, en la luz, en el Iva… y, finalmente, en la directa tributación de cada titular empresarial, mientras Gobierno y Administración mantienen e incrementan sus privilegios.  Al tiempo.

Este incremento de costes (tributación) es el que me preocupa especialmente: No quiero calificar la calidad de la gestión contable de las Pymes y Microempresas pero, en demasiadas ocasiones, he percibido un cierto desinterés en el registro de todos los gastos, algo que en su origen puede estar vinculado al sistema de tributación por Módulos. Pero esto debe ser historia: La empresa debe reflexionar en el sentido de que, en la medida en que Hacienda Foral controle todos los ingresos, resulta imprescindible que el empresario reaccione asegurándose registrar todos y cada uno de los pagos/gastos: No hacerlo así implica un mayor beneficio y, por lo tanto, mayor tributación. La gestión contable debe ir  mucho más allá del registro de datos: la proporcionalidad del consumo respecto a las ventas ( en función a los precios que aplica)….., la conciliación de los datos de ventas con sus ingresos bancarios…,  o con sus necesidades para mantener la economía familiar…., o con los rendimientos necesarios para pagar los préstamos en proceso de amortización… son algunos de los aspectos que el titular empresarial debe valorar (para luego no lamentar).

El resumen de todo lo anterior es que, el afán recaudatorio de Hacienda, va a tener importante repercusión en la economía del ciudadano/titular empresarial y que el impacto puede ser mayor si – en caso de Inspección Fiscal – hay aspectos susceptibles de rectificación,  algo que tiene sus consecuencias.

Durante la pandemia, las cuestiones expuestas, podían haber sido objeto de reflexión y creo (y que se me perdone si estoy confundido), que una inmensa mayoría de los titulares han dedicado muchos esfuerzos a las circunstancias  de la crisis y algunos menos a lo que va a ser la post-crisis. Insisto en que, tras la pandemia, la vida se va a reanudar, pero, en algunos casos, con marcadas diferenciasy éste es el aspecto que he intentado poner de relieve en esa reflexión.

 

Esta web utiliza cookies.    Ver Política de cookies
Privacidad