Mal que no mejora…, empeora

Repaso mentalmente las noticias de los últimos días y, aún intentando analizarlas con un mínimo de optimismo, no consigo un mínimo de tranquilidad.  Veamos:

1️⃣ Los silencios de Sánchez.- Hace tiempo perdí toda esperanza en las conductas que pudieran mostrar Sres. (¿?) como Iglesias, Echenique, Garzón y demás teleñekos. Ahora bien, que un Presidente de un estado europeo tenga que esperar casi cuatros días para condenar las conductas de delincuentes que destrozan bienes, ciudades, comercios, que roban y agreden, es indignante. Y cuando el verbo se hace carne su mensaje es de libro, pomposo, bueno Sanchista: “En una democracia plena, y España lo es, resulta inadmisible el uso de cualquier tipo de violencia”.

Y descansó. Con un par.  Tres noches de terror para esto.

2️⃣ Violencia: Menores de edad.- Observo robos, destrozos y agresiones por parte de unos cientos de personas y la pasividad (casi seguro impuesta) de las fuerzas de orden. Al final de la jornada, se informa de 2, 3, 8, o una docena de detenciones (el resto de poteo) y entre ellos varios menores. Me pregunto: ¿van a tener algún tipo de castigo… uno pequeñito… algo económico para sus familias… un poquito que otorgue un mínimo de esperanza en que estos actos no queden impunes?.

3️⃣ Manual de Violencia: Libertad de Expresión.- Proyectan en un medio audiovisual páginas de un Manual de Violencia: Cómo vestir en las manifestaciones, que llevar en las mochilas, cómo taparse la cara, qué decir ante una detención,y todo sucede ante la indiferencia política. Y eso cuando no lo justifican con la libertad de expresión.  Con nuestros votos!! .

 4️⃣ Las conductas sociales ante el Covid.-  ¿Qué sociedad hemos configurado?    Que en una crisis como la de esta pandemia, haya una parte de la juventud que, indiferentes ante la situación, organicen y participen en miles de fiestas y botellones, es para hacérnoslo mirar.  Como diría un castizo “esto con Franco no pasaba” (Libertad de expresión).

5️⃣ Pisos Turísticos .- Inútiles, desgraciados, vagos, incompetentes, … no quiero seguir: los profesionales del Alojamiento me van a entender.

 Podría remontarme a hace siete o más años cuando, en virtud de mi profesión, inicié un peregrinaje por las diferentes instituciones (Hacienda, Gobierno vasco y estatal, Diputación..) Una y otra vez explicaba lo que estaba sucediendo con los pisos y viviendas turísticas; una y otra vez pedía frenar la expansión e esas explotaciones si se hacían al margen de la legislación que se aplicaba a los otros establecimientos (normalizados) de Alojamiento.  Una y otra vez …  desesperante: “Es complicado… no es nuestra la competencia… libertad de mercado…”.  Ni una mala palabra, ni un mínimo esfuerzo. Una y otra vez les explicaba que no legislar sobre el uso de este tipo de alojamientos era un riesgo (hasta me acuerdo de alguno de los ejemplos: cualquier terrorista acudiría a esta opción consciente de que en el alojamiento tradicional la identificación era obligatoria).  Ni por esas.

Ahora estos alojamientos ha sido un foco de conflictos. ¡Qué pena no poderles gritar “que se fastidien”! pues una vez más somos nosotros (la mayoría silenciosa) los perjudicados por su ineptitud.  Y son parte de nosotros.  ¡Quiero cambiar de familia!

Esta web utiliza cookies.    Ver Política de cookies
Privacidad