Presupuestos: Subidas de impuestos, como era predecible

Las primeras noticias que el Gobierno nos traslada a través de los medios de comunicación, se podrían resumir:

  • Ni un paso atrás en el mantenimiento de gastos actuales.
  • Ni un paso atrás en la disminución de la Administración.
  • Firmes en la creación y mantenimiento de colectivos subsidiados.
  • Y tras ello, subidas de impuestos.

 

Decía Sir Winston Churchill que «los primeros cristianos decían todo lo mío es tuyo« mientras que ciertos políticos lo que afirmaban era que «todo lo tuyo es mío«. LLegó a decir que «si pones a los comunistas a cargo del desierto del Sahara, en 5 años habría escasez de arena». Y parece que aquí empezamos a caminar por esa senda.

Perdamos toda esperanza de que estas medidas sólo afectarán a los ricos, a los que tienen mayores ingresos (más de 300.000 €) o poseen Patrimonio (por cuya obtención posiblemente ya hayan tributado). Perdamos esa esperanza: cuando se suba el IVA a las bebidas azucaradas…, o al diésel…, o los impuestos a determinadas empresas…, todo eso quien finalmente lo pagará será el ciudadano, nosotros, los contribuyentes. Tiempo al tiempo.

En mi opinión, el crecimiento de costes (bancarios o de otro tipo) jamás van a ser absorbidos por esas entidades. De una u otra forma, preparemos nuestros bolsillos. Como decía Margaret Thatcher, estas conductas políticas «acaban fracasando cuando se acaba el dinero… de los demás».

Esta web utiliza cookies.    Ver Política de cookies
Privacidad